Industria metalmecánica ecuatoriana construirá planta que transformará plástico en combustible

La primera planta que se implementará en el país y en Sudamérica, tendrá valor agregado ecuatoriano, así lo anunció el Director Ejecutivo del Holding CAPEIPI, Marcelo Larrea, durante una entrevista en radio HCJB, concedida el 13 de agosto de 2019.

“Una planta que puede procesar 70 toneladas diarias de plástico implica una inversión de 7 u 8 millones de dólares, el grupo Plastikgas encontró que el nivel de calidad de la producción metalmecánica es elevada”, resaltó el Director Ejecutivo del Holding, Marcelo Larrea. Esto significa que para la implementación del proyecto se aprovechará la capacidad de la empresa ecuatoriana, “solo aquellos elementos muy sofisticados vendrán del exterior, la construcción de la infraestructura, tubería, equipos, tanques y otros instrumentos serán ecuatorianos”, anunció el Directivo.

El 60% del plástico que se produce en el Ecuador es de un solo uso, aseguró el Director durante una entrevista concedida a la radio de la Asamblea Nacional, programa Voces en Acción. La industria plastiquera en el país genera 1500 millones de dólares al PIB nacional, de ahí que, el Proyecto Plastikgas (gasplástico), propone proteger la naturaleza, seguir contribuyendo a la economía y sostenimiento del empleo.

Con esta iniciativa, la Cámara de pequeños y medianos industriales de Pichincha, le propone al Ecuador una alternativa innovadora: retransformar el plástico para que se vuelva combustible.

“Hemos trabajado en establecer una alianza con esta tecnología que transforma el plástico de todo tipo, logrando una biodegración inmediata y un combustible de alta calidad, protegiendo la naturaleza y, a la vez, un sector muy importante de la industria que genera 140 mil empleos directos e indirectos”, añadió.

Combustible de alta calidad

Plastikgas es un combustible de 102 octanos, certificado por tres laboratorios líderes en el mundo, el gigante petrolero mexicano PEMEX, Clean Combustion Reaserch Center vinculado a la industria automovilística británica MacLaren que produce coches para Fórmula 1, y King Addullah Universidad de Ciencia y Tecnología de Arabia Saudita, principal productor de petróleo de la OPEP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *